Somos un Petshop con sentido - Los Animales Me Importan

 Somos un Petshop con sentido - Los Animales Me Importan 

¿Sabías que las garrapatas podrían matar a tu mascota?

¿Sabías que las garrapatas podrían matar a tu mascota?

En mi experiencia como veterinario las pulgas, garrapatas y los ácaros de la sarna son la peor pesadilla de nuestras mascotas. Estas atacan, molestan y pueden dañar seriamente la salud de nuestros engreídos. Actúan como agentes transmisores de muchas enfermedades peligrosas para nuestros “hijos de cuatro patas”.
Todos estos “bichos” son ectoparásitos que se pegan al cuerpo de animales vertebrados de sangre caliente en busca de alimento. Es muy común que se contagien de pulgas y garrapatas en épocas calurosas pues es cuando más se reproducen estos ectoparásitos.

La prevención es la principal forma de combatir a estos molestos y peligrosos portadores de enfermedades. Siempre que me preguntan recomiendo el uso de Bravecto y Bravecto Plus, para perros y gatos. Están ampliamente probados y te dan 12 semanas (casi 3 meses) de protección contra pulgas, garrapatas, ácaros y gusanos del corazón

¿PERO, QUÉ ENFERMEDADES PROVOCAN LAS PULGAS Y GARRAPATAS?
Si tu engreído ha permanecido demasiado tiempo con estos parásitos en su piel es muy probable que pueda padecer alguna de estas enfermedades:

· Anaplasmosis: Esta enfermedad provoca síntomas variables a la gripe, puede ir acompañado de vómito, diarrea, inflamación y parálisis de articulaciones.
· Babesiosis: Produce una anemia gradual en el cachorro, de igual forma presenta síntomas similares a la anaplasmosis y ocasiona que la piel se ponga de color amarillenta.
· Enfermedad de Lyme: Se caracteriza por provocar fiebre e inflamación en las articulaciones. Tu perro no tendrá ganas de comer y notarás que está débil.

· Hepatozoonosis: Una patología que presenta síntomas como: fiebre constante, diarrea, dolor corporal, anemia y problemas de motricidad.

Quizás, la enfermedad más conocida y molesta es La Ehrlichiosis, esta es transmitida a los perros y otras especies por las garrapatas comunes. Tiene una alta prevalencia en el Perú y puede encontrarse en parques, jardines y terrenos en todo el país.

Los síntomas más frecuentes son fiebre, apatía, anorexia, pérdida de peso, palidez de las mucosas. y alteraciones de los ganglios linfáticos.

Una vez infectado el perro, se da un periodo de incubación de la enfermedad que dura de 8 a 20 días. Se describen tres fases de la enfermedad (aguda, subclínica y crónica) aunque en la práctica no se diferencia fácilmente. Esta infección puede alcanzar varios órganos como hígado, bazo y ganglios linfáticos.

En otros casos, puede afectar también el pulmón, riñones o meninges. Si no es tratada a tiempo puede producir severos daños e inclusive la muerte del animal.

EL PELIGRO DE LA SARNA
La sarna en perros es una enfermedad que afecta a la piel de nuestro perro, causado por distintos tipos de ácaros cuyas consecuencias pueden agravar el estado de su salud. La transmisión de esta enfermedad es consecuencia del contacto directo con un animal infectado u objetos.

¿Qué síntomas produce la sarna en perros?
Podemos apreciar alteraciones en la piel de nuestra mascota que rápidamente nos pueden llamar la atención, como la perdida de pelo en zonas determinadas.

El perro no para de rascarse continuamente y su piel puede inflamarse o enrojecerse. Puede presentar inapetencia y como consecuencia, una evidente pérdida de peso. Otro de los síntomas más comunes es la utilización de objetos o cualquier superficie para frotarse.
En algunos casos puede presentarse manchas rojas, descamación en su piel e incluso llagas, aunque un síntoma característico es el mal olor que desprende. En los casos más graves se puede detectar sequedad en su piel o de mayor grosor.

TIPOS DE SARNA
Existen diferentes tipos de sarna, entre los cuales podemos encontrar dos que son las más comunes en perros. Estas tienen diferente tipo de tratamiento, de igual manera el tiempo que tardará en curarse difiere.

Sarna sarcóptica: es la más habitual en perros y es conocida como la “sarna canina” o escabiosis. Su propagación es muy rápida además de ser muy infecciosa para otros perros que entren en contacto viendo sus primeros síntomas en la primera semana. Se debe tener mucho cuidado ya que puede afectar a las personas, debiéndose tratar con extrema precaución.

Sarna demodécica: Conocida como la “sarna roja”. Se produce cuando el sistema inmunológico del animal se encuentra débil, propagándose con gran rapidez. Dentro de la sarna demodécida podemos encontrar tres tipos distintos.

Sarna demodécida localizada: Localizada habitualmente en la cabeza del perro, aunque puede aparecer en distintas partes de su cuerpo. Puede apreciarse sus síntomas por la falta de pelo alrededor de su hocico u ojos. También puede localizarse en sus patas o en el lomo, siendo una sarna que más afecta a cachorros, aunque suelen desaparecer al cabo de poco tiempo.

Sarna demodécida generalizada: Este tipo de sarna se identifica cuando el perro tiene distintas zonas de su cuerpo con falta de pelo, llegando a ampliarse a grandes zonas.

Pododermatitis democédica: Se puede apreciar falta de pelo o “calvas” en las patas del perro. Es la sarna que presenta más dificultades en el tratamiento puesto que se acompaña de infecciones de origen bacteriano que producen malos olores.

Los síntomas más comunes para todos los tipos de sarna son:
• Se rasca todo el tiempo en una sola área.
• Puntos de derrame (sangre) en la piel.
• Síntomas similares al de tener pulgas o garrapatas.

LAS PULGAS son un parásito habitual de nuestras mascotas. Se alimentan de sangre y provocan un prurito a menudo leve, pero no debemos olvidar que son fuente de infecciones y que a un cachorro o perro pequeño pueden llegar a provocarle una anemia grave.

Las pulgas pueden causar más problemas a los perros. Una consecuencia típica de una infestación de pulgas es la dermatitis alérgica a la picadura de pulgas (DAPP). Esta alergia es una de las enfermedades cutáneas más importantes y comunes en los perros.

Todas las especies de pulgas la pueden causar, pero principalmente la pulga del gato.

Los alérgenos de la saliva de las pulgas llegan al cuerpo del perro durante el mordisco. Básicamente, un solo mordisco de pulga puede bastar para ocasionarle un picor muy intenso.

Dado que los perros se rascan o muerden con fervor, además de sufrir los mordiscos de pulga pueden autoinfligirse alteraciones cutáneas. Como estos puntos a menudo están infectados con bacterias o cándidas, esta infección secundaria causa un prurito adicional.

Además, una infestación de pulgas masiva en perros o cachorros que padecen otras enfermedades también puede provocar anemia. El motivo es que las pulgas, al igual que las garrapatas, chupan la sangre de su huésped.

Por último, las pulgas pueden llevar huevos de tenias. Si el perro ingiere alguna que otra pulga al acicalarse, se desarrollan tenias en el intestino a partir de ellos.

¿CÓMO COMBATIRLAS?
Cuando las garrapatas y pulgas han invadido a tu mascota es necesario llevar a tu perrito con tu veterinario de confianza. Él sabrá cual es el tratamiento indicado para ayudar a tu engreído.

Lo más recomendable siempre es la prevención, por ejemplo, Bravecto Plus usado para gatos, se coloca sobre la piel de la nuca y cuello con la intención que se absorban a través de la piel y que nuestra mascota no alcance a lamerse. Esta es la más efectiva forma de prevenir generalmente el tiempo de protección de las pipetas es de 3 a 4 semanas.

Por otro lado, se debe usar Bravecto para los perros. Estas son tabletas que se administran de forma oral según la talla de la mascota y tienen un efecto en el organismo que puede durar hasta 3 meses.

Siempre es importante recibir la asesoría de tu médico veterinario para que te indique cuál es mejor según el peso de tu perro.

Recuerda revisar a tu mascota frecuentemente para evitar la infestación de pulgas y garrapatas.

Es importante mantener siempre una buena higiene realizando baños periódicos, con un champú especialmente para perros. Tener siempre limpio el entorno, así como no tener contacto con otros perros que se sospeche pueden estar infectados.

Para evitar que los ácaros aprovechen un sistema inmunológico débil deberemos mantener una alimentación adecuada para nuestro perro, contribuyendo a mantener su salud en un estado óptimo gracias a una nutrición completa.

Para mayor información sigue a Liga Mascotera, allí encontrarás invaluables tips para la mejor calidad de vida de nuestros engreídos.